17 jul. 2012

ONU agenda votación sobre nueva resolución en Siria

El Consejo de Seguridad de la ONU agendó una votación para la tarde del miércoles sobre una nueva resolución respecto a Siria en momentos en que Rusia y las naciones occidentales continúan en desacuerdo sobre amenazar con sanciones al gobierno sirio.
Pero diplomáticos señalaron que aún existe una posibilidad de lograr negociaciones de último minuto.
El consejo debe decidir para el viernes si extiende el mandato de la fuerza de 300 observadores en Siria.
Rusia se opone de manera inflexible a cualquier mención de sanciones no militares o del Capítulo VII de la Carta de la ONU, el cual puede implementar la fuerza militar, la cual Estados Unidos y sus aliados europeos insisten en que debe incluirse en una resolución nueva.
Rusia solicitó llamar a consultas al consejo a última hora del martes sobre su propuesta de resolución, pero el viceembajador Alexander Pankin dijo luego que cualquier mención al Capítulo VII o sanciones aún eran una "línea roja para Moscú" .
El borrador de Rusia sobre la resolución pide la "implementación inmediata" de un plan de paz de Kofi Annan -el enviado de Naciones Unidas y de la Liga Arabe para la crisis- y de las directrices para una transición política aprobada en una reunión en Ginebra el mes pasado.
Aunque las naciones occidentales parecen renuentes a enviar fuerzas militares, Rusia se opone firmemente a cualquier perspectiva de intervención internacional en el conflicto de 16 meses.
Sin embargo, después de una reunión efectuada el martes entre el presidente ruso Vladimir Putin y Annan, el canciller Sergei Lavrov dijo: "No veo ninguna razón por la que no pudiéramos ponernos de acuerdo en el Consejo de Seguridad. Estamos preparados para eso" , según informó la agencia noticiosa Interfax.A su vez, Annan dijo: "Esperaría que el Consejo continúe con sus conversaciones y que encuentre las palabras que unan a todos para que podamos avanzar en este asunto crucial".
Putin no hizo comentarios después de la reunión, pero al principio prometió que Rusia haría todo lo posible para respaldar a Annan.
El Kremlin, que se granjeó las críticas internacionales por vetar dos veces resoluciones de la ONU que habrían incrementado la presión sobre el presidente Bashar Assad y su régimen, se ha adherido al plan de seis puntos de Annan para poner fin a los combates que según activistas han dejado unos 17 mil muertos.
El plan comenzaría con una tregua entre fuerzas gubernamentales e insurgentes, a la que seguiría un diálogo político. Sin embargo, los combates cada vez más intensos han generado interrogantes de que el plan ya pudiera estar obsoleto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario