17 jul. 2012

ACTA limitará a internet: políticos y empresarios

El Gobierno mexicano firmó el Acuerdo multilateral Comercial contra la Falsificación conocido como ACTA (por sus siglas en inglés) para "combatir el problema de falsificación y piratería en internet ", dijo Rodrigo Roque, director del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), pese a que el Senado del país ya había pedido el año pasado no hacerlo.
Este tratado internacional, suscrito en Japón por el embajador de México en ese país, Claude Heller, deberá ser aún ratificado por la Cámara Alta del Congreso mexicano.
No obstante, desde hace un par de años diversos políticos, empresarios e internautas aseguran que esta ley limitará el acceso a la red. En Twitter el tema fue "trending topic" mundial y la mayoría de los usuarios rechazaron el acuerdo.
Las reacciones por la firma no se hicieron esperar. El senador priísta Eloy Cantú precisó en una carta los motivos por las cuales un grupo plural del Senado creado para analizar el ACTA, recomendó por unanimidad que no se firmara.
Cantú Segovia detalló que "la primera objeción consistió en que el Ejecutivo no informó oportunamente, como lo marca la ley, al inicio de la negociación" de ese instrumento que limita la navegación libre por internet.
"Una segunda objeción es que contiene preceptos que violan libertades públicas o garantías individuales otorgadas por la Constitución y también hay una invasión a la privacidad de las personas", además de que "establece obligaciones para los prestadores del servicio de comunicaciones internet sin una contraprestación".
De igual manera, Carlos Ponce, vicepresidente adjunto del comité de relaciones con gobierno de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), dijo que "nunca hemos tenido una versión oficial del acuerdo, nuestra opinión hasta la fecha se ha esbozado sobre documentos filtrados y nos hubiera gustado mucho saber qué firmó el IMPI.
En un comunicado el IMPI dijo que el ACTA pretende una mejor protección internacional de los derechos de propiedad intelectual de los mexicanos, atraer nuevas inversiones, asegurar las fuentes de trabajo ya existentes e incrementar la creación de empleos formales, así como fomentar la creatividad, la innovación y la competitividad de nuestras empresas.
La Amipci agregó que el gobierno mexicano debería reservarse la firma de algunos artículos, sobre todo el 27, que impone cargas y deja cosas imprecisas, dice que los países van a establecer medidas eficaces y expeditas para evitar infracciones en materia de propiedad intelectual, pero cuando se habla del ámbito digital no dicen qué entienden por ello... En una versión que tuvimos tenía un pie de página que interpretaba que los Proveedores de Servicios en Línea (ISP) se convierten en una especie de policía que tendrían que estar investigando qué estamos haciendo los usuarios en las redes".
También el diputado Rodrigo Pérez-Alonso, presidente de la Comisión Especial de Acceso Digital de la Cámara de Diputados, dijo que "el proceso mediante el cual se aprobó por parte del ejecutivo el acuerdo viola el proceso que se debe seguir para la firma de este tipo de tratados, porque al momento de la negociación no se consultó al Senado que es el órgano legislativo que lleva a cabo las negociaciones y ratificaciones de tratados internacionales".
Por su parte, Francisco Javier Castellón Fonseca, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado de la República, consideró que "hay que tener en cuenta el entorno que se está dando esto, porque quizá no es casual que el gobierno nos haya dado a conocer ayer la firma de este tratado y que hoy se venza el plazo para la presentación de la impugnación de la Elección Presidencial, que finalmente presentará Andrés Manuel López Obrador".
El legislador refirió que, al ser las redes sociales e Internet los espacios en donde los ciudadanos han sido más combativos y críticos con los resultados de las elecciones, posiblemente la firma de ACTA sea "un 'buscapiés' para que los usuarios de la red, sobre todo los más combativos, se enfoquen en este tema y se distraiga la atención de lo impugnación que se presentará el día de hoy".
Rogelio Garza, director de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), afirmó que el gremio está "sorprendido y preocupado" por la forma en que México firmó el ACTA, ya que la industria estuvo participando con el Senado de la República en años anteriores y existía una recomendación de no firmar el acuerdo.
"La preocupación radica en que si bien estamos a favor de combatir la piratería y el contrabando, vemos que las formas que se manifestaban en este documento no son las que pensábamos eran las correctas", expresó.
El riesgo, aseveró el directivo, es que si el documento no tuvo algunas adecuaciones previas a la revisión que se hizo, existe el riesgo de entorpecer el uso y el crecimiento de los contenidos de internet y la propia red, y la migración en la penetración en el país.
En noviembre de 2010, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) dijo que "debe considerarse que México muestra una posición diferente en cuanto a los niveles de penetración y de acceso de servicios de internet que la mayoría de los países que se encuentran negociando el Acuerdo, por lo que la imposición de medidas restrictivas en el uso de internet podrían disminuir el ritmo de crecimiento de los usuarios".
Y agregó que "la Cofetel considera que la aplicación de este acuerdo podría impactar negativamente las tasas de penetración y la evolución general de la industria de internet nacional, comprometiendo el objetivo de la presente administración de reducir la brecha digital".

No hay comentarios:

Publicar un comentario