21 ene. 2013

Israelíes comienzan a votar


JERUSALÉN (Agencias).— A un día de las elecciones generales en Israel, miembros de las Fuerzas Armadas iniciaron el proceso de votación en estaciones especiales en Tel Aviv y en complejos de la Marina. En el Ministerio de Defensa, soldados y distintos mandos militares pudieron ejercer su derecho a voto.
Se calcula que centenares de integrantes del Ejército participan en la votación, a los que se sumarán hoy otros tantos que lo harán en 60 estaciones electorales que se abrieron.
En ese contexto, el premier Benjamin Netanyahu restó importancia a las críticas sobre los asentamientos y dijo que es el programa nuclear de Irán la verdadera amenaza que existe para la seguridad regional.
Durante la reunión semanal del gabinete, Netanyahu dijo a un grupo de senadores estadounidenses que estaban de visita que “el problema no es construir... El problema en el Medio Oriente es el intento de Irán de construir armas nucleares... Esto ha sido, y sigue siendo, la principal misión que encaramos no solamente yo e Israel, sino todo el mundo”.
Israel, EU y parte de la comunidad internacional creen que Irán intenta fabricar ojivas nucleares, lo que Teherán niega.
Van por los indecisos
Ayer, los candidatos apuraron las horas con un mensaje categórico sobre la necesidad de acudir a las urnas, mientras los principales rivales de la derecha nacionalista intensificaron el choque político.
El poco más del 15% de indecisos que reflejan las últimas encuestas, en total unos 800 mil votos, se convirtieron en el blanco de las campañas en las últimas jornadas para los candidatos de todo signo.
Los medios subrayaron el enfrentamiento entre el partido ultraortodoxo sefardí Shas y el nacionalista-religioso Habayit Hayehudí, ambos en el espectro político de derechas.
Por su parte, el anciano líder espiritual del Shas, Ovadía Yosef, volvió a crear polémica al calificar a los votantes de la formación nacionalista contrincante de “infieles” y describir el partido como una “casa de gentiles”.
Entretanto, el Comité Central Electoral de Israel ordenó a un partido ultraortodoxo judío retirar aquellos eslóganes de campaña que contienen bendiciones y promesas divinas con las que pretenden convencer a la gente para que vote por su formación política.
Se trata del partido Judaísmo Unido de la Torá, mayoritariamente integrado por judíos ultraortodoxos asquenazís, cuyos rabinos habían prometido bendecir con “hijos, una larga vida y salud” a aquellos que se decanten por esta formación en las próximas elecciones generales que se celebrarán en Israel mañana
El Comité ordenó a la formación política que cambie el texto de un anuncio electoral, una misiva bajo el título “Un llamamiento sagrado”, rubricada por 28 rabinos destacados del sector ultraortodoxo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario