11 ago. 2012

"¡Sí se puede ganar la de oro!": clamor artístico

Aunque no se crea, Sebastián Zurita, estrella de Cuando me enamoro y Corazón salvaje, ha dejado de hablarle a su mamá, a causa del futbol.

Eso ha pasado en los recientes mundiales, donde la selección argentina ha derrotado a la de México.

“Siempre en esos partidos es la guerra en casa, creo que la última vez (en Sudáfrica, 2010) no le hablamos por una semana”, cuenta divertido Sebastián, seguidor del América e hijo de la actriz pampera Christian Bach y Humberto Zurita.

Pero hoy no será la ocasión y juntos verán la final olímpica entre el cuadro tricolor y el brasileño, en donde Sebastián pronóstica un triunfo nacional por 3 a 2.

Alejandra Ley también piensa en la victorina mexicana, aunque es más reservada y da un 2 a 1.

A ella le comenzó a gustar el futbol en la secundaria, en pleno mundial de Francia, en 1998, donde junto con sus compañeros vio los partidos de la selección verde.

“Nos dejaba salir de los salones, ir al patio a ver una pantallota que habían puesto y podíamos llevar botana”, recuerda la actriz.

Otros como Carmen Salinas, seguidora de las Chivas del Guadalajara, omiten pronóstico para evitar la mala suerte.

“Pero de lo que siempre recuerdo es que como mi Chatito (Cejudo, su amigo, recientemente fallecido) no podía silbarles fuerte, les hacía como pajaritos para mentarles la madre a los árbitros o al otro equipo”, comenta la actriz de Mexicano, tú puedes.

Al torito

Los partidos de la selección dan hasta para anécdotas en prisión.

Basta preguntarle a Alejandro Ávila (Abismo de pasión) quien en 1999, cuando México le ganó a Brasil en la Confederaciones, llegó al “Torito”.

“Juro por mi madre que me eché un tequila y una cerveza, pues no pasé el alcoholímetro, iba en mi sano juicio, pero para ellos no. Fue el festejo más raro porque estaba lleno de muchachos con la camiseta de la Selección Mexicana que los agarraron también”, recuerda el histrión.

A veces la gente se ve envuelta en algunos festejos sin saber exactamente la razón de ellos.

Alfonso Villalpando, quien interpretó al entonces presidente Vicente Fox en la emisión de comedia El privilegio de mandar, cuenta:

“Yo no iba a festejar realmente en el mundial pasado, pero pase por Reforma y de repente ya estaba abajo del Ángel, y como a la hora que estuve dando la vuelta al Ángel. me enteré de porqué era”.

Como sea, la comunidad artística estará al pendiente del partido por la medalla de oro. Y todos torcerán por el Tri, como Río Roma.

“Vamos con todo, la medalla de oro ya la tenemos puesta”, dicen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario